Una tormenta de citoquinas, también conocida como cascada de citoquinas o hypercytokinemia, es una reacción inmunitaria defensiva potencialmente mortal que consiste en una retroalimentación positiva entre las citocinas y las células inmunitarias, con la producción de un elevado número de diversas citocinas. Este efecto adverso producido por el desequilibrio de las citoquinas pro y antiinflamatorias, en el que predomina una respuesta exagerada del sistema inmune, es lo que recientemente se ha dado en llamar como “tormenta de citoquinas”, un fenómeno que ha cobrado un gran protagonismo en los recientes brotes de influenza causados por los virus H1N1 y H5N1, ya que ha sido esta respuesta inflamatoria exagerada la responsable de los cuadros clínicos y de la mortalidad observada en el transcurso de las infecciones.

Otro ejemplo típico actual de una tormenta de citoquinas es la infección por el virus del ébola, el cual destruye macrófagos y neutrófilos que a su vez producen citoquinas que rasgan las paredes de los vasos sanguíneos generando daños irreversibles en los tejidos que los rodean, principalmente en el hígado conllevando a insuficiencia hepática.

 Descargar brochure en pdf

Qué son las citocinas?

Las citocinas (también son conocidas como interleucinas o interleukynas, linfocinas o monocinas), son un grupo de proteínas de bajo peso molecular (por lo general menos de 30 kDa) que actúan mediando interacciones complejas entre células linfoides, células inflamatorias y células hematopoyéticas. Son secretadas por las células del sistema inmune fundamentalmente linfocitos y macrófagos activados, células endoteliales, epiteliales, adipocitos, leucocitos polimorfonucleares (PMN) y tejido conjuntivo. Actúan como mediadoras en una diversidad de efectos en las células donde tienen receptores específicos y sus funciones son muy variadas:

  • Diferenciación y maduración de células del sistema inmunitario
  • Comunicación entre células del sistema inmunitario; en algunos casos, ejercen funciones efectoras directas
  • Estimular crecimiento de células de defensa
  • Activación de mecanismos de defensa
  • Direccionamiento de la respuesta inmune
  • Quimiotaxis crecimiento y modulación de la secreción de inmunoglobulinas.

Las quimioquinas (o quimiocinas) son un tipo de citocinas de tamaño pequeño, con papeles especificos en la respuesta inflamatoria y la quimiotaxis de fagocitos. Síntomas de una tormenta de citoquinas Los principales síntomas son: fiebre elevada, inflamación, edema, enrojecimiento, fatiga extrema y vómito; sintomas similares a los ocurridos a una reacción alérgica. Mecanismo de acción de una tormenta de citoquinas.

Cuando el sistema inmunitario reacciona contra agentes extraños, las citocinas dirigen a las células inmunitarias (como el Linfocito T y el macrófago) al sitio de la infección.

Adicionalmente, las citocinas incitan a dichas células para que produzcan más citocinas. Se piensa que las citocinas inflamatorias interleucina (IL)-1, interleucina-6, están asociadas a los síntomas comunes de infección, fiebre, retención de fluidos, cefalea; siendo problemático cuando la IL-6 y la IL-10 rompen la transición natural de la inflamación y posterior recuperación. En un organismo sano inmunitariamente todo este proceso se mantiene bajo control. Sin embargo, en algunos casos, la reacción es incontrolable y muchas células inmunes se activan en un solo lugar lo que deriva en un síndrome grave conocido como Síndrome de Respuesta Inflamatoria Sistémica (SIRS).

 Descargar brochure en pdf

Causas de una tormenta de citoquinas Normalmente, este ciclo de retroalimentación se mantiene bajo control por el organismo.

La razón precisa de esto no se entiende por completo, pero puede ser causada por una respuesta exagerada cuando el sistema inmune encuentra un nuevo y altamente patógeno invasor o cuando hay exposición de un antígeno vacunal mucho más especialmente si la vacuna contiene adyuvantes como el hidróxido de aluminio o conservantes como el timerosal o el formaldeído (Ver cuadro N° 1).

Las tormentas de citoquinas tienen el potencial de causar un daño significativo a los tejidos y órganos del organismo.

Si una tormenta de citoquinas se produce en los pulmones, por ejemplo, los líquidos y las células inmunes como los macrófagos pueden acumularse y eventualmente bloquear las vías respiratorias, lo que podría resultar en la muerte. Asimismo, una tormenta de citocinas es una expresión sistémica de un sistema inmunitario vigoroso y sano, que tiene como resultado la liberación de más de 150 mediadores inflamatorios (citocinas, radicales libres de oxígeno y factores coagulantes).

EFECTOS RELACIONADOS CON LA APLICACIÓN DE VACUNAS Y LA TORMENTA DE CITOQUINAS

Eventos celulares y moleculares
Síntomas y signos
Inyección de la vacuna, toxicidad de aluminio
como metal sobre el sistema nervioso central.
Síncope en los primeros 15 minutos.
Enrojecimiento, inflamación y dolor en el sitio de
aplicación de la vacuna.
Desencadenamiento de la respuesta inmune
innata, con reclutamiento de células
inflamatorias como neutrófilos, macrófagos,
eosinófilos y basófilos en el sitio de aplicación
con secreción de múltiples citoquinas y
mediadores inflamatorios con paso a la sangre y
de ahí a los demás órganos incluyendo el cerebro
Síncope inmediato de causa desconocida en los
primeros minutos u horas posterior a la vacuna
posiblemente por una ‘tormenta de citoquinas y la
liberación mediadores inflamatorios. Posible fiebre
debida al aumento de la interleuquina-1beta (IL-1b).
Tormenta de citoquinas y estimulación de
Toll-like receptores (TLR), Nod-like receptores
(NLR) e inflamasoma (complejo multiprotéico
que promueve la maduración de las citoquinas
inflamatorias). Muerte de células inflamatorias
que liberan ADN y ácido úrico y estimulan el
sistema inmune innato mediante DAMPs y
PAMPs (Danger & Pathogen Associated
Molecular Patterns). Captación del antígeno por
células dendríticas y macrófagos,
procesamiento intracelular del antígeno.
Presentación del antígeno a linfocitos T y B
(respuesta inmune adaptativa o específica),
estimulación clonal de linfocitos reactivos contra
antígenos de la vacuna o antígenos endógenos
cruzados (mimetismo molecular).
Puede cursar en ausencia de síntomas a excepción
de la toxicidad inicial del aluminio, y la tormenta
inflamatoria de citoquinas, dolor en el sitio de la
aplicación (acompañado o no del Síndrome
Miosfascitis Macrofágica). Esta etapa puede ser
asintomática aunque no se descarta la presencia
de anormalidades no reportadas. Estas etapas de
la respuesta inmune suceden en órganos linfoides
como nódulos linfáticos axilares y cervicales, y
paso a otros órganos como bazo, médula ósea.
Respuesta inflamatoria sistémica “síndrome de
respuesta inflamatoria sistémica” causada por
“infecciones graves” y asociado con trauma,
isquemia y lesión de los tejidos.
Altas dosis de citoquinas son tóxicas e inducen
acidosis severa, fiebre, liberación de lactato en los
tejidos, caída incontrolable de la presión sanguínea,
aumento de las catecolaminas en plasma y
finalmente, daño renal, hepático, pulmonar y la
muerte.
El equilibrio procoagulante-anticoagulante se altera
de manera que aumenta la actividad procoagulante
endotelial, mientras que muchas vías anticoagulantes
son inhibidas, lo que lleva a la coagulación
intravascular diseminada y trombosis capilar.

Tormenta de Citoquinas

Tratamiento:

En la actualidad no existe un tratamiento específico para la tormenta de citoquinas. En humanos se vienen adelantando estudios desde principios de la década de 2000, los cuales han reportado recientemente un descubrimiento prometedor en esta dirección.

Investigadores han desarrollado una molécula que atenúa –pero no suprime por completo –la respuesta del sistema inmunológico ante diferentes patógenos, así el cuerpo no termina matándose a sí mismo en lugar de los intrusos.

“La molécula, un péptido corto, protegió tanto a pacientes animales como humanos de una infección letal”, El tratamiento ha funcionado bien tanto contra la bacteria devoradora de carne como ante toxinas bacterianas, y puede potencialmente funcionar contra virus que causan una tormenta de citoquina.


Referencias Bibliográficas disponibles en la Dirección de Animales de Compañía de PROCONVET
Correo Electrónico: leonardo.amin@proconvet.com