Qué es un nutracéutico?

El término nutracéutico no es un término legal sino que fue acuñado en medicina humana para referirse a los agentes que no son ni nutrimentos ni farmacéuticos, como lo es el caso de POLADÍN, de acuerdo a la definición de la Autoridad de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA).

En medicina veterinaria, este vocablo se ha utilizado para referirse a productos endógenos que han sido concentrados o sintetizados y que se usan para reparar estructuras o funciones corporales. La industria de los suplementos alimenticios en medicina humana ha logrado efectividad al apoyar la aprobación, en 1994, de la Ley de Suplementos Dietéticos y para la Salud que rige a la FDA como autoridad gubernamental sobre muchos de estos compuestos.

 Descargar brochure en pdf

Seguridad

Parece que los productos que contienen glucosamidas (GLM) y sulfato de condroitín (CDS) son seguros y, de hecho, aparentemente no es posible establecer la dosis letal 50% (DL50) en perros.

La función de las plaquetas puede cambiar aunque la relevancia clínica de este hallazgo no es obvia. Tanto en perros como en gatos, los productos orales que contienen GLM y CDS se asociaron con la significativa prolongación de los tiempos de sangrado, aunque éstos permanecieron dentro de los límites normales. En la literatura humana están apareciendo publicaciones sobre complicaciones en pacientes diabéticos que reciben GLM, sugiriendo que estos compuestos pueden producir problemas en la homeostasis de la glucosa, tal vez debido a una disminución en la liberación de insulina (posiblemente a causa de un aumento en el metabolismo de las hexosaminas a través de la desensibilización del transporte de la glucosa en respuesta a la insulina, y un aumento en la resistencia de los tejidos a los efectos periféricos de la insulina. Se desconoce la significancia de este hallazgo en animales dependientes de la insulina. No obstante, los estudios sobre el efecto de las GLM y los CDS en dos estirpes de ratas sensibles a la insulina inducida por azúcar cuando recibieron dosis de 3 a 7 veces superiores a la dosis comparable en el humano no mostraron evidencia de resistencia a la insulina.

Resulta interesante el hecho de que se haya sugerido a las GLM como terapia sintomática en el tratamiento de insulinoma metastásico.

Eficacia

Los estudios en los que se ha documentado la capacidad de estos compuestos de modificar la enfermedad, cada vez son más. Los trabajos in vitro han documentado una reducción en la degradación y un aumento en la actividad de los  ondrocitos en presencia de GLM. Existen muchas evidencias, aunque anecdóticas, que respaldan a los Agentes Modificadores de la Enfermedad Articular (DMA).

Esta percepción quedó respaldada por una encuesta entre médicos veterinarios que han usado este compuesto para el tratamiento de diversas enfermedades ortopédicas. Dichos veterinarios reportaron a Anderson et al. (1999) que el uso de DMA está asociado con resultados de buenos a excelentes.

Cada vez hay más evidencias de su eficacia en perros, con base en los estudios que implican sinovitis aguda inducida químicamente. En varios trabajos se han utilizado modelos de daño inducido quirúrgicamente.

Algunos de estos trabajos experimentales controlados (ruptura de ligamento cruzado anterior inducida quirúrgicamente en conejos) han demostrado claramente un mejoramiento histológico y macroscópico de las articulaciones tratadas con un producto que combina GLM con condroitina, en comparación con un placebo (nótese que en este estudio se utilizaron dosis sumamente elevadas). Este trabajo proporciona evidencia de que los GLU y los CHS actúan en forma sinérgica.

Un informe retrospectivo sobre el tratamiento de la osteoartritis en rodillas humanas (93 casos) usando Cosamine®, publicado en el International Journal of OA (N del T: OA = osteoartritis) concluyó que hubo eficacia en el 53% de los pacientes tratados vs. 28% en los que recibieron el placebo. Este estudio señala la importancia de la inclusión de placebos y de la utilización de una metodología ciega en los estudios del tratamiento de la osteoartritis con DMA. Resultó interesante notar que la incidencia de efectos colaterales fue bastante alta en el grupo placebo (19%) y similar en el grupo tratado (17%). Más recientemente la revista Lancet informó sobre una prueba clínica en humanos, realizada a largo plazo (3 años) con un grupo placebo controlado y bajo un diseño doble ciego con 212 pacientes con osteoartritis, un grupo de los cuales se trató con sulfato de glucosamina, encontrando que no hubo pérdida del espacio articular y detectando menos síntomas en los pacientes que recibieron la GLM en comparación con el grupo placebo. Cierta evidencia respalda la idea de que los dos componentes actúan en forma sinérgica.

Los agentes modificadores de la enfermedad (DMA) se pueden usar ya sea solos (más probablemente en casos leves) o en combinación con otros fármacos (como antiinflamatorios no esteroidales) como por ejemplo CarproMAX o MeloxiPROC. El tratamiento debe comenzar lo antes posible pues debemos recordar que si sólo queda un poco de cartílago normal, la efectividad puede ser mínima.

 Descargar brochure en pdf

El manganeso y el ácido ascórbico (vitamina C) son cofactores necesarios para la síntesis de varios componentes del cartílago. El manganeso de manera muy particular se requiere para la producción de la glucosiltransferasa, enzima esencial para la síntesis del colágeno.

Algunos estudios han documentado efectos antiinflamatorios y modificadores de la enfermedad (como por ejemplo la síntesis de PGN) en el cartílago. El metilsulfonilmetano (MSM) es un metabolito del dimetilsulfóxido (DMSO) que se caracteriza por sus efectos antiinflamatorios, en parte debidos a su capacidad de buscar y atrapar los radicales de oxígeno. El DMSO actúa como analgésico y estabiliza las membranas celulares, efecto –este último– que contribuye al mantenimiento de los tejidos conjuntivos, incluyendo al colágeno. Parece que el MSM mantiene los efectos benéficos del DMSO. También puede servir como una fuente de azufre orgánico necesario para la formación de compuestos orgánicos azufrados. El uso de MSM en combinación con DMA para uso oral es un enfoque razonable en el tratamiento de la osteoartritis.

El Metil Sulfonil Metano o mejor conocido por sus iniciales MSM, es un tipo de Azufre biológicamente compatible con los organismos de ser humano y de los animales por lo que su asimilación se da muy fácilmente en estas especies. El MSM es un desintoxicante natural cuya función principal es aumentar la permeabilidad de las células, dando paso al agua y nutrientes para que de esta manera fluyan libremente en las células y se arrojen del cuerpo los desperdicios y toxinas.

El MSM ofrece grandes beneficios a los animales que padecen de procesos inflamatorios y deformaciones como la Artritis y la Osteoartritis, proporcionando el azufre necesario para regenerar el tejido conectivo y así facilitar la movilidad y funcionamiento de las articulaciones. Recordemos que el tejido conectivo es aquel que sirve de sostén a diferentes órganos y forma parte de cartílagos, huesos, tendones y músculos, por lo tanto, mantenerlo sano implica un buen funcionamiento de las articulaciones, lo cual permitirá el adecuado movimiento corporal.

Mejor aún es que el MSM es compatible con los tratamientos médicos comunes que combaten estas enfermedades.

De igual modo y debido a las mismas características, el consumo de este suplemento es bastante recomendable en personas para asistir en la recuperación de lesiones deportivas. En este sentido, combinar el MSM con otras sustancias como la Condroitina y la Glucosamina ofrece excelentes resultados, y constituye uno de los tratamientos más completos y más efectivos en cuanto a salud articular se refiere.

En humanos, el MSM también ha sido propuesto como un tratamiento para la cistitis intersticial, (una inflamación en la pared de la vejiga que provoca micción frecuente y dolorosa) así como para mejorar la habilidad mental y favorecer la producción de insulina.

Además, este suplemento es un importante auxiliar en el crecimiento de uñas y cabello y en general, el fortalecimiento del sistema inmunológico. Algunos autores recomiendan su consumo para evitar la aparición de alergias ambientales y migrañas, y ayudar a controlar la acidez del estómago.

La importancia de la Suplementación con MSM se debe al hecho que aunque el Azufre se encuentra en varios alimentos de consumo diario, la cantidad que aportan es pequeña y muchas veces no logra cubrir los requerimientos que el cuerpo necesita cada día. Además, la mayoría de las veces se pierde mediante el procesamiento de los alimentos y no se debe olvidar que su deficiencia provoca diversos trastornos en el organismo especialmente en las personas adultas. Por esta razón, sería importante que todas las personas que pertenecen a este grupo de edad consumieran un suplemento de azufre orgánico de alta calidad como el Metil Sulfonil Metano (MSM), con la intención de no perderse de sus grandes beneficios.

 Descargar brochure en pdf