Introducción

Los compuestos con actividad farmacológica sobre el sistema inmune son de gran interés por su potencial terapéutico en el tratamiento de diferentes patologías. Las plantas y sus metabolitos pueden ser una fuente importante de inmunomoduladores poderosos.

El Sistema Inmune

El sistema inmunológico (en homeopatia, sistema de la gran defensa) es una red de células, tejidos y órganos que trabajan juntos para defender al cuerpo contra los ataques de los invasores “extranjeros”.

(Se trata principalmente de diminutos organismos microbianos tales como bacterias, parásitos, virus y hongos que pueden causar infecciones). Esta red de millones y millones de células, organizadas en conjuntos y subconjuntos, una vez que reciben la alarma, se activan y comienzan a producir sustancias químicas de gran alcance. Estas sustancias permiten a las células regular su propio crecimiento y comportamiento, conseguir otras células inmunes, y dirigir los nuevos reclutas a los puntos problemáticos.

 Descargar brochure en pdf

Qué es un inmunomodulador?

Es aquella substancia, proteína o vector químico que actúa favoreciendo el balance regulatorio y la respuesta final integrada del sistema inmune para prevenir o ayudar a corregir una disfunción del mismo.

Evaluación de la actividad inmunomoduladora de las plantas

La literatura concerniente a los ensayos y métodos para comprobar la actividad inmunomoduladora de los derivados de las plantas es bastante amplia.

Estos incluyen técnicas y aproximaciones metodológicas extensas tal como lo indica la siguiente información:

BIOENSAYOS PARA DETERMINAR LA ACTIVIDAD INMUNOMODULADORA DE LAS PLANTAS
1. Fagocitosis granulocítica in vitro.
2. Ensayo de quiomioluminiscencia.
3. Ensayo de quimiotaxis.
4. Fagocitosis in vivo, prueba de aclaramiento de carbón.
5. Ensayo de proliferación linfocítica.
6. Ensayo de citotoxicidad inmunoinducida.
7. Ensayo de actividad sobre el sistema de complemento in vitro.
8. Ensayo para la proliferación del factor de necrosis tumoral (FNT).
9. Prueba de expresión de antígeno CD69. Protección de infecciones sistémicas en ratones.

Según expertos investigadores en este tema, la forma más rápida para detectar compuestos inmunoestimulantes in vivo es a través de experimentos con modelos de animales infectados o inmunodeprimidos. Estos modelos pueden indicar si InmunoPET y Magnech: medicamentos homeopáticos con PODEROSO efecto INMUNOMODULADOR Informe Corto N° 2 – PCV Abril – Mayo de 2016 Animales de Compañia un agente es capaz de mejorar la respuesta inmune y hasta qué punto puede antagonizar una infección severa o letal, y de esa manera comprobar el potencial terapéutico de un compuesto. Además en un modelo de animal inmunodeprimido se puede detectar si el compuesto bajo estudio puede restaurar el sistema inmune parcialmente deteriorado en dicho animal.

Algunos autores han publicado una selección de bioensayos con extractos vegetales y compuestos naturales como inmunoestimulantes y antiinflamatorios. Estos autores han establecido un sistema bien definido de métodos que incluyen como blanco o dianas a los granulocitos, macrófagos, linfocitos T, células NK y el sistema de complemento entre otros.

Ensayos in vitro e in vivo, con células B y T y ensayos con anticuerpos, citoquinas y células no linfoides; también han sido revisados por otros autores.

 Descargar brochure en pdf

Entre las especies fitoterápicas (principios derivados de plantas), que cuentan con aval científico se destacan la raíz y la parte aérea de la equinácea (contenida en InmunoPET y Magnech) y los propóleos. Muchas plantas presentan diversos compuestos cuyos principios químicos derivados de los flavonoides, saponinas titerpénicas, aceites esenciales, naftoquinonas (tomillo, regalis, ginseng, lapacho, etc.), presentan algún tipo de acción reguladora inmunológica en diversas situaciones clínicas.

Otro de los minerales que regulan la respuesta inmune (también contenido en InmunoPET y Magnech), es el Magnesio (Magnesia sulphurica).

Este es un poderoso y esencial modulador inmune conocido como el “mineral maestro”. El magnesio está implicado en no menos de 300 procesos del organismo animal. Una deficiencia de magnesio ha estado estrechamente vinculada a trastornos del sistema inmune y ha sido diversamente estimado que al-rededor del 70 al 95 por ciento de los seres vivos son deficientes en magnesio.

Echinacea angustifolia estimula la formación y especialización de las células de defensa, orienta al hemocitoblasto hacia la generación de este tipo de células, prepara el batallón de células y sus diferentes contingentes para atacar en caso de agresión.

Magnesia sulphurica con su actividad antiinflamatoria favorece el flujo por las vías linfáticas, depura y desintoxica los tejidos linfáticos, mejorando toda su funcionalidad, prepara dichos tejidos para captar, reconocer y activar células de defensa para el ataque especifico ante un agente agresor.

Allium cepa mejora los procesos de respuesta inflamatoria ante la presencia de un agente agresor en las mucosas, que van acompañadas de congestión sanguínea y exceso de secreciones, además ayuda a mejorar la respuesta de las células de defensa de estas estructuras. Incrementa la replicación y funcionalidad de los linfocitos B y por ende la producción de inmunoglobulina M que es el primer tipo de inmunoglobulina sintetizada en respuesta a una infección 0 ya sea viral o bacteriana, además de la inmunoglobulina A la cual tiene mayor presencia en las secreciones mucosas.

Apis mellifica genera un estimulo antigénico de tipo alérgeno, promoviendo la actividad y producción de inmunoglobulina E y transfiriendo al sistema inmune una visión moderada de la respuesta alérgica, preparándolo además ante la llegada de este tipo de agentes externos.

Aurum metallicum estimula todos los procesos vitales y especialmente aquellos que comprometen la neogénesis celular, activando las células madre de los órganos hematopoyéticos, facilitando así la formación de células nuevas a partir del hemocitoblasto en la medula ósea.

 Descargar brochure en pdf


Referencias Bibliográficas disponibles en la Dirección de Animales de Compañía de PROCONVET
Correo Electrónico: leonardo.amin@proconvet.com