Vacunaciones esenciales:

(Para todos los perros)

Parvovirosis:

La mayoría de los perros que enferman tienen más de 6 semanas de edad, esto confirma que los cachorros son protegidos por los anticuerpos maternos del calostro, la inmunización solo puede ser exitosa en cachorros sin anticuerpos maternos o con títulos muy bajos.

Los títulos de anticuerpos pasivamente adquiridos iguales o por debajo de ‘1 :40/’1 :80 no protegen contra la infección, pero interfieren con la inmunización.

Hay un periodo crítico que se llama ventana de vulnerabilidad, donde los anticuerpos maternos ya no están presentes en cantidad suficiente para conferir protección, pero ellos pueden neutralizar el virus de la vacuna e interferir con la inmunización de cachorros antes de ’12 semanas de edad.

En perras que habían padecido la enfermedad los anticuerpos maternos de sus cachorros pueden durar hasta las ’18 a 20 semanas, pero el 90% de los cachorros responderán a la vacuna a las ’12 semanas.

Existen vacunas polivalentes y monovalentes, algunas de estas últimas con títulos muy altos (PRIMOTEC AT con’10 DICT – ‘100’000.000 de partículas virales por dosis) que son las vacunas recomendables para la primo vacunación en cachorros de 4-6 semanas de vida. En un estudio sobre 400 cachorros de ’12 semanas luego de 2 o 3 vacunaciones, hubo un ‘1 O % sin seroconversión, la razón son los anticuerpos maternos, ninguna de las vacunas pudo romper títulos de ‘1: ‘160 o mas altos fueran ellas de alta carga viral o no, la vacuna recién comienza a ser efectiva con títulos de ‘1 :40 para abajo.

En la actualidad existe una nueva variante (CPV-2c) que se ha diseminado por casi todo el mundo, y es la responsable de la mayoría de los casos que vemos hoy en la clínica. Si bien se ha demostrado la protección de las vacunas disponibles frente a esta nueva variante, todavía existe una fuerte controversia sobre este tema, como así también sobre sus implicaciones clínicas (VIRATEC PC, VIRATEC 5, VIRATEC 6CV y VIRATEC 10CV-4L).

 Descargar brochure en pdf

Moquillo:

En algunos paises, la vacunación heterotípica (con vacuna de sarampión atenuada) ha sido el mejor acercamiento para superar la interferencia de los anticuerpos maternos en la inmunización contra Distemper Canino (DC) en el pasado.

Como sucedio con las vacunas de DC a virus muerto, la vacunación contra Sarampión, induce una inmunidad limitada que puede proteger a los perros contra la enfermedad pero no contra la infección.

La combinación de virus de Sarampión atenuado mas DC ya no está disponible para la inmunización contra DC de cachorros altamente susceptibles a las 6 semanas de edad. La misma ofrecía protección completa en ausencia de AC maternos y parcial ante la presencia de estos, siempre aplicada por vía IM.

Los anticuerpos maternos interfieren con la inmunización y la persistencia de estos influye sobre el tiempo apropiado para aplicar la primera vacunación.

La transmisión transplacentaria de anticuerpos al cachorro está en el orden del 3 al 20% del nivel del suero de la madre. La porción predominante (80%) se adquiere a través del calostro.

Una vacuna para cachorros de 4-6 semanas de edad, debería ser a virus vivo modificado, monovalente, y con alto titulo viral, pues se ha demostrado la posibilidad de inducir inmunosupresión con la vacuna polivalente.

Los antigenos de leptospira y de parainfluenza, han demostrado disminuir la respuesta del antigeno del distemper canino.

En cachorros que inician su esquema de inmunización se recomiendan vacunas que no incluyan antigenos de leptospira con el fin de minimizar la posibilidad de inducir reacciones adversas (Anafilaxis tipo ‘1 ).

Los cachorros sin inmunidad pasiva o sea que no recibieron el calostro, no deberían ser vacunados contra DC vivo modificado antes de las 4 semanas de edad porque podrían causar encefalitis post-vacunal si son vacunados con vacunas cultivadas en células caninas.

VIRATEC 4, VIRATEC 5, VIRATEC 6CV y VIRATEC 1 0CV-4L contienen la cepa de Distemper Onderstepoort que ha sido catalogada como la cepa vacunal más segura brindando una sólida inmunidad en cachorros de menos de 6 semanas de edad.

Hepatitis Infecciosa (Adenovirus T-1):

Solo vacunas a base de Adenovirus tipo 2 (agente conocido como la tos de las perreras) como VIRATEC 4, VIRATEC 5, VIRATEC 6CV y VIRATEC 10CV-4L se utilizan para inmunizar contra esta enfermedad debido a que las vacunas homólogas que contienen CAV-‘1 suelen provocar efectos colaterales, como daño hepático u ojo azul. Es una enfermedad poco habitual de diagnosticar en la clínica y puede pasar desapercibida para el profesional.

 Descargar brochure en pdf

Rabia: Es una enfermedad que podría producirse potencialmente, su vacunación está recomendada y es obligatoria de acuerdo a las reglamentaciones vigentes de cada país.

Las vacunas contienen antígenos muertos (KV) (glicoproteína), esto hace que la inmunidad sea menor que las de virus vivo (MLV).

Para mejorar su inmunidad la mayoría de estas vacunas contienen adyuvantes (Hidróxido o Fosfato de aluminio, saponinas, etc.) los que han sido asociados a reacciones locales adversas en el lugar de inoculación (Nódulos-Paniculitis Nodulosa, Sarcomas en felinos) y sistémicas mediadas por el sistema inmune como trombocitopenia (TIM) y anemia hemolítica (AHIM).

En los EUA ha sido aprobada una vacuna para gatos sin adyuvantes. En Colombia, Proconvet S.A. comercializa la única vacuna en su tipo (Bh-RAB), libre de adyuvantes irritantes.

Vacunaciones no esenciales:

(Solo para los perros con riesgo de adquirir la enfermedad. Su aplicación pasa por una decisión profesional)

Tos de las perreras – Bordetella – Parainfluenza:

El agente causal de origen viral más frecuentemente encontrado en el complejo tos de las perreras es el virus de la Parainfluenza canina (PI), y también puede estar presente el Adenovirus canino tipo 2.

Debido a la patogenia de este grupo de virus con replicación local en la vía de entrada, es muy difícil evitar los signos iniciales aplicando vacunas exclusivamente por vía inyectable, independientemente del producto biológico utilizado.

Estos antígenos virales principales están contenidos en los biológicos de uso parenteral, y logran una marcada disminución en la severidad y duración de los signos clínicos, así como evitan la propagación de la enfermedad. Existen vacunas de aplicación local (intranasal), que contienen Bordetel!a bronchíséptica, el principal agente (bacteriano) de la enfermedad, ésta vacuna es solamente recomendable para perros de criaderos, de exposición, de Pet Shops, o por alguna razón que justifique su uso como en el caso de los animales que salen con paseadores de perros.

No protege contra todas las variedades de Bordetel!a spp. La inmunidad suele durar 4 a 6 meses. La vacuna intranasal provee una rápida inmunidad (72 horas) con pocas posibilidades de reacciones adversas, aunque su aplicación requiere de ciertas precauciones.

Se recomienda enfáticamente no aplicar esta vacuna por vía parenteral, y tomar medidas estrictas de bioseguridad durante su aplicación y con posterioridad a la misma.

Coronavirosis:

Es una enfermedad que habitualmente ataca a perros menores de 6 semanas de edad, normalmente no causa enfermedad en perros adultos pero si estos se infectan se convierten en eliminadores del virus. Se consideraba que solo tenía importancia si estaba asociada a una infección por parvovirus, pues en ese caso agravaría el cuadro clínico. Estudios muestran que hay un 89% de mortalidad en cachorros a los que se les indujo la infección mixta. Últimamente se han reportado casos de nuevas variantes de Coronavirus canino, que producen enfermedad sistémica y que atacan a cachorros y perros adultos, lo que ha hecho reconsiderar la utilización de éstas vacunas (VIRATEC PC, VIRATEC 6CV ó VIRATEC 10CV-4L).

 Descargar brochure en pdf

Algunos inmunólogos plantearon dudas sobre la eficacia completa de la vacuna, puesto que no induce la producción de anticuerpos secretorios (lg A de superficie), necesarios para proteger contra ésta enfermedad, lo cual está ampliamente debatido en la actualidad.

Se consideraba hasta el presente que no había una justificación para usar ésta vacuna, aunque algunos especialistas sostienen la necesidad de usarla en hembras que van a ser servidas, para aumentar los anticuerpos pasivos que transmitirán a sus crías.

Leptospirosis:

La vacuna de Leptospirosis, si no ha sido ultrapurificada es causa común de reacciones adversas en perros; la mayor parte de ellas anafilácticas, con edema facial y urticaria, sobretodo en animales jóvenes y de bajo peso.

Se debería determinar el riesgo/beneficio antes de aplicarla.

Las vacunas tradicionales solo peseen los serovares canícola e icterohaemorragiae, y se sabe que estos dan muy poca inmunidad cruzada frente a otras variantes (LEPTOTEC).

Frecuentemente vemos en nuestra práctica implicados los serovares grippotyphosa, pomona y bratislava en el desarrollo de la enfermedad, lo que indica que para decidirse por una vacunación eficaz, deberíamos contar con una vacuna moderna que contenga por lo menos 4 serovares (VIRATEC 10 CV-4L).

Esta vacuna debería ser administrada, según riesgo, si es posible luego de las ‘1 2 semanas de edad, pues podría interferir en cachorros con la vacunación de Parvovirosis y Moquillo.

La inmunidad que proveen las diferentes vacunas contra leptospira está entre los 6 meses y un año. El intervalo entre vacunaciones debería definirse de acuerdo al riesgo del animal de padecer la enfermedad (prevalencia), la época del año (lluvias) y la cantidad de vacunaciones especificas previamente aplicadas.

 Descargar brochure en pdf


Referencias Bibliográficas disponibles en la Dirección de Animales de Compañía de PROCONVET Correo Electrónico: leonardo.amin@proconvet.com